Martes , diciembre 11 2018

ROSTOV DEL DON

La ciudad de Rostov del Don fue fundada en 1749 en la orilla norte del río Don, a 46 kilómetros de su desembocadura en el mar de Azov. Inicialmente, aquí se levantó una aduana, pero más tarde, en 1760, comenzó la construcción de la fortaleza de Demetrio de Rostov para defender la frontera sur de Rusia.

En su corta vida, Rostov del Don pasó de ser un pueblo fronterizo a una urbe de más de un millón de habitantes. Popularmente se le denomina la capital del sur, la capital del Don, la ciudad de las cosechadoras o Rostov-papá —en referencia a una conocida canción rusa—.

A pesar de su extensa historia, la apariencia de Rostov del Don es la de una ciudad joven y moderna. Sus calles tienen nombres tan románticos como Armoniosa, Creativa y Afortunada y, en ellas, uno puede encontrar monumentos de lo más inusual; como los dedicados al caño de una fuente, o a un lector de periódicos.

En Rostov, más que en ningún otro lugar de Rusia, se pueden apreciar las tradiciones y actividad de la cultura cosaca, incluyendo demostraciones hípicas y acrobáticas en las que los cosacos demuestran sus habilidades y su valentía para mayor gloria de su pueblo.

Cosacos

 

Gracias al río Don, la ciudad goza de tranquilas y pintorescas playas de arena, así como de una cocina única, con sabrosos platos de pescado y de cangrejo.

¿Qué ver en Rostov del Don?

El Puente Voroshílov que atraviesa el río Don es uno de los principales símbolos de la ciudad. Construido en 1965, se puede atravesar a pie o en auto y ofrece una hermosa vista del río y de la localidad, especialmente al amanecer o durante el ocaso.

Puente Voroshilovskiy

 

Llama también la atención la calle central: Bolshaya Sadóvaya. Ahí se ubica la Alcaldía y otros edificios históricos.

Calle Bolshaya Sadóvaya

 

La localidad de Starocherkasskaya, situada a 27 kilómetros de Rostov del Don, es la antigua capital de los Cosacos del Don. Actualmente es una ciudad museo, y una de las principales atracciones turísticas de la zona.

Starocherkasskaya

 

A los amantes de la historia les gustará visitar el Monumento a la Tachanka de Budionni —un vehículo tirado por caballos y armado con una ametralladora que se usó durante la Guerra Civil rusa—. El monolito de 15 metros en su honor se ubica en la entrada sur de la ciudad y está dedicado al 60 aniversario de la Revolución de octubre.

Como una de las sedes del Mundial de Rusia 2018, el Rostov Arena recibirá cuatro encuentros de la fase de grupos, y un partido de octavos de final. Con espacio para 44.000 espectadores, goza de unas hermosas vistas del río Don en la tribuna norte, y desde la tribuna sur se pueden ver las estepas cosacas. El estadio tiene una fachada peculiar que imita un mosaico acristalado, y tras la Copa del Mundo será utilizado por el FC Rostov.

En la zona del estadio, junto a la orilla izquierda del río, la ciudad desarrolló una urbanización con nuevas instalaciones turísticas y restaurantes.

Rostov Arena