Domingo , agosto 19 2018

NIZHNI NOVGOROD

Gracias a su ubicación a orillas del Río Volga, Nizhni Nóvgorod se convirtió en el siglo XIX en un importante centro comercial de Rusia (es más… la apodaban “el bolsillo de Rusia”). Es que en aquellos tiempos las ferias locales tenían tal influencia en el comercio nacional que sus precios marcaban los costos para el resto del país.

Se trata de una de las ciudades más tradicionales y bonitas del país, y cuenta con 1.200.000 habitantes, aunque su población crece día a día por el desarrollo que tiene la ciudad como centro cultural y de negocios. Como pasó con tantas ciudades rusas, en la época soviética tuvo otro nombre: se llamaba Gorki, en honor al escritor.

El Kremlin de Nizhni Nóvgorod tiene una situación privilegiada, sobre la ladera de una colina con vistas al Volga. Construido en el siglo XVI posee una fortaleza de ladrillo con un perímetro de 2 kilómetros y está erigido sobre una elevación del terreno, de modo que ofrece también unas vistas impresionantes de la ciudad que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO (si, si… la ciudad entera!).

Kremlin de Nizhni Novgorod

 

Desde el Kremlin se puede descender al Volga a través de la Escalinata de Chkálov. Con 442 escalones de principio a fin y su forma de ocho, tiene varios miradores a diferentes alturas para poder observar las vistas del río más grande de Europa y descansar un poco antes de seguir con el camino.

Escaleras del Kremlin de Nizhni Nóvgorod

 

¿Y qué podemos hacer en Nizhni Nóvgorod?

Bueno, el principal paseo es la Bolshaya Pokróvskaya, o Pokrovka, como la llaman cariñosamente los lugareños. Es una calle peatonal que casi nunca queda vacía. Día y noche los turistas la caminan, disfrutando de la belleza arquitectónica de sus edificios y adquiriendo suvenires y todo tipo de recuerdos. Los propios habitantes de la ciudad pasean a menudo en familia por el lugar.

Entre los sitios que destacan en esta calle están el Teatro Público Académico y Dramático y la sede del Banco Central de Rusia.

 

La calle también es conocida por sus numerosas esculturas: al comienzo del paseo les espera un guardia de la ciudad, un fotógrafo, un limpiabotas, una dama cortejada por su caballero, una bella joven arreglándose frente al espejo, un portero abriéndoles paso, un cartero descansando sobre su bicicleta e incluso un violinista.

Estatuas en la calle principal de Nizhni Nóvgorod

 

En cuanto al Estadio de Nizhni Nóvgorod, que acogerá seis encuentros del mundial, se encuentra en la confluencia de los ríos Volga y Oká, a la otra orilla del Kremlin.

Según el proyecto de los arquitectos, las formas del estadio recuerdan a la combinación de los dos elementos naturales principales de la ciudad: el agua y el viento. Su techo está hecho de paneles translúcidos de colores blanco y azul, los mismos que pueden verse en las tribunas.

El estadio tiene capacidad para 45.000 personas, y después del campeonato se convertirá en la sede del FC Olympiets, además de recibir todo tipo de actividades deportivas, conciertos y festejos.

Estadio de Nizhni Nóvgorod