Martes , diciembre 11 2018

Francia es el nuevo campeón del mundo

Los primeros 45 minutos del último partido de Rusia 2018 estuvieron a la altura de una final y de lo que dieron ambos equipos en la Copa del Mundo hasta el momento. Tres goles y mucha intensidad.

Croacia empezó mejor. Presionó a la defensa francesa y eso complicaba la salida de los galos desde el fondo que no la pasaban bien. De todas maneras, fueron los de Deschamps quienes se adelantaron en el marcador.

Néstor Pitana cobró una falta que no fue sobre Antoine Griezmann y a partir de ese momento se desencadenó una serie de hechos que culminó con el tanto de Mandzukic en contra. El propio jugador del Atlético de Madrid puso la pelota en el área, Varane no la pudo tocar, pero sí lo hizo el delantero de la Juventus que clavó la pelota en su propio arco.

Pese a ello, los croatas no bajaron los brazos y fueron enseguida en busca de un empate que llegó diez minutos más tarde. Jugada de laboratorio que, pese a que se desdibujó un poco en el camino, terminó saliendo bien. Tiro libre al segundo palo que Lovren puso de nuevo en el área; luego de una serie de rebotes Vida se la bajó a Perisic que marcó un golazo luego de sacarse de arriba a Kanté.

Pero Francia no se conformó con un solo gol y se fue al descanso arriba en el marcador luego de un penal que le otorgó el VAR. Una mano de Perisic provocó que Néstor Pitana cobre la infracción, tras revisarla varias veces con el VAR.

Antoine Griezmann se hizo cargo de la ejecución. Pelota a un lado y arquero al otro. Subasic no pudo despejarla y así el “Principito” volvió a festejar en la Copa del Mundo.

El segundo tiempo empezaba con varios ataques de Croacia al arco de Lloris. Mientras se llevaba a cabo una jugada, hubo que parar el partido porque cuatro espectadores se metieron el campo de juego y empezaron a correr entre los jugadores.

A los 13′, Pogbá marcó el tercero de Francia. Recibe la pelota frente al arco tras una buena jugada de Mbappé y Griezmann, la defensa repele el remate pero la pelota le vuelve a quedar en los pies, y con un potente disparo agranda la diferencia del marcador.

El resultado se podía dar vuelta, pero Francia iría por más: A los 20 minutos, Mbappé controla la pelota en la corona del área tras un pase de Lucas, se acomoda la pelota y manda un disparo ajustadísimo al palo para anotar el 4 a 1 de los de Deschamps.

Croacia se empezaba a notar muy tocada con la goleada, aunque llegaría una pequeña sorpresa: casi calcando la jugada de Caballero frente a Ante Rebic cuando Argentina jugó el partido frente a los balcánicos, el arquero Lloris recibe la pelota dentro del área y cuando Mandzukic se acerca a presionarlo se la quiso gambetear. Resultado de la jugada: la pelota fue directo al pie derecho del jugador croata, que apenas la tocó pero la pudo mandar a la red.

Ahora la diferencia se achicaba un poco, pero todavía era difícil revertir el 4 a 2, teniendo en cuenta que quedaban apenas 22 minutos para el final del juego.

Durante la recta final, Croacia intentó conseguir un tercer gol en varias ocasiones, pero les faltaba frescura en los metros finales. Un disparo de Rakitic a los 33 se fue afuera por muy poco, después de tocar levemente a N’Zonzi.

También a los 43 intentó un tiro lejano pero la pelota se iba por arriba del travesaño.

Lentamente Croacia asumía el resultado, y Francia acariciaba su segunda Copa del Mundo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *