Sábado , octubre 20 2018

Francia superó a Bélgica y es el primer finalista de Rusia 2018

En el primer duelo entre candidatos a la final de Rusia 2018, los que se llevaron el pase fueron los franceses.

En los primeros minutos, sin embargo, el que tomó la iniciativa fue el elenco comandado por Roberto Martínez. La categoría de Eden Hazard era la herramienta principal de los Diablos Rojos para amenazar a los galos. El dominio territorial de los hombres de colorado obligaban a los de Deschamps a apostar por los contragolpes interpretados por Pavard, Griezmann y principalmente Mbappé.

 

Cuando el cronómetro de Andrés Cunha marcaba el cuarto de hora, la sociedad compuesta entre Hazard y Kevin De Bruyne generó la ocasión más clara para abrir el marcador,pero la definición del astro del Chelsea fue desviada. En contrapartida, un remate de media distancia de Matuidi sirvió para exponer la seguridad de Courtois.

A medida que avanzaba el espectáculo Hazard tomaba mayor protagonismo. Sus incisivos ataques despertaban suspiros en las tribunas, aunque la escena que hizo volar a Lloris llegó a través de un remate de Alderweireld. El arquero del Tottenham se lució con una maniobra extraordinaria que mantuvo la paridad. De todos modos, Bélgica jugaba y gustaba. Sólo le faltaba concretar su llegada a la red.

Los centros de Pavard y las asistencias de Mbappé no eran suficientes para que Olivier Giroud concrete. El delantero intentó de cabeza y de derecha, pero todas sus definiciones facilitaron la tarea de los defensores belgas. Las limitaciones del atacante eran compensadas con las proyecciones del destacado lateral del Stuttgart, ya que antes del descanso exigió a Courtois con un remate que merecía tener destino de gol. A pesar de la ausencia de tantos, Bélgica y Francia animaban un partidazo.

 

En el complemento los Bleus dieron el golpe. Iban 5 minutos, cuando un tiro de esquina ejecutado por Griezmann encontró la cabeza de Umtiti y el 1 a 0 despertó la euforia francesa.

En los siguientes minutos los de Martínez no lograban encontrar espacios para crear peligro, salvo con centros laterales, pero que generalmente eran repelidos por la defensa francesa, o si llegaban al área no encontraban a nadie para el remate.

La posesión promediando el segundo tiempo era de 62% para Bélgica, y sin embargo, Francia les infundía terror cada vez que salía a la contra porque cuando Mbappé levantaba velocidad, no lo paraba nadie.

Faltando unos minutos, Francia zafó de un tiro libre cuando Giroud derribó a Hazard a metros del área y el árbitro increíblemente no vio nada. El partido se extendió por 6 minutos más, y aunque el gran equipo belga intentó revertir el resultado, no lo consiguieron.

Francia se volvía a meter en la final de un mundial, y esperaba al vencedor de Inglaterra vs. Croacia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *