Martes , diciembre 11 2018

Tras una tanda de penales, Croacia venció a Rusia y pasó a semis

Finalizó la fase de cuartos de final con el encuentro entre Croacia y Rusia, en el estadio Olímpico de Sochi, y ante 45.000 espectadores. Así como los anfitriones salieron al campo con la misión de dar otro golpe, los balcánicos intentaron dominar las acciones para emular a la generación que participó en la edición de Francia 98, cuando se quedaron con el bronce.

La paridad de los equipos y el temor a la derrota contribuyeron para que el encuentro se dispute bajo un manto de nervios e imprecisiones. Rusia igualmente desconcertaba a los croatas en el inicio, que quizás no esperaban que los anfitriones salieran al estadio tan arriba. Los croatas no daban más de tres pases consecutivos, antes de perder la pelota, pero luego eso cambiaría cuando el equipo balcánico empezara a tocar el balón en el centro del campo con Modric y Rakitic ofreciéndose constántemente.

Durante la primera media hora los protagonistas solo se amenazaban a través de la vía aérea y las combinaciones ofensivas no lograban dañan a las numerosas líneas defensivas.

Por lo tanto, tuvo que aparecer Cheryshev para improvisar una obra de arte maravillosa. A los 30 minutos, la figura del elenco de Cherchesov anotaba su cuarto tanto en el mundial. Construyó dos paredes con Dzyuba y sorprendió a Subašić con un remate de media distancia que se instaló en el ángulo.

La mínima diferencia hizo reaccionar a Croacia, que a través de sus individualidades llegó al empate. Mandzukic desborda por la banda izquierda del ataque balcánico, pone un balón perfecto en la cabeza de Kramaric, y la pelota se va al fondo de la red. La floja reacción defensiva fue un factor crucial para que los croatas empataran antes del descanso.

En el segundo tiempo el equipo balcánico no tardó demasiado en hacerse con el balón y empezar a moverlo de un lado a otro. Modric y Rakitic eran jugadores clave en las transiciones.

A los 14 minutos, Croacia se pierde el tanto del desempate: Perisic hace un disparo que pega en el palo y prácticamente lo estaba celebrando, pero la pelota hizo un efecto medio raro y terminó yéndose afuera. Desde los jugadores que estaban en la cancha hasta los integrantes del plantel técnico de Dalic se agarraban la cabeza ante semejante oportunidad desperdiciada.

Cherchesov cambia a Cheryshev por Smolov. El DT buscaba mejorar la rapidez en las contras, algo que se fue perdiendo a lo largo del tiempo por el desgaste físico de algunos jugadores. Ya la prórroga empezaba a sonar en las cabezas de los jugadores porque nadie lograba el gol del desempate, aunque en la recta final la presión de Croacia fue mucho mayor que la de Rusia. Serían los primeros 30 minutos adicionados en cuartos de final.

El alargue tuvo en vilo a Croacia, porque el arquero Subasic había terminado el segundo tiempo con muchos dolores, y continuó en juego luego de ser atendido, pero estaba latente la posibilidad de su cambio. Para colmo, Vrsaljko tuvo que salir y ser atendido fuera del campo de juego para ver si podía continuar, mientras sus compañeros continuaban el juego. Mandzukic también estaba con dolores, y el DT tenía que evaluar a quién de los tres cambiaría, y terminó cambiando a Vrsaljko por Corluka.

Para fortuna del equipo croata, Vida agarra una pelota a la salida de un corner disparado por el capitán Luka Modric y de cabeza, poniéndose por encima de la defensa rusa y de todos sus compañeros, pone el 2 a 1 cuando iban 10 minutos del tiempo suplementario. El autor del gol se llevaba una amonestación por sacarse la camiseta al festejar el gol. Ahora la selección de Dalic buscaría cuidar ese resultado, y los rusos empezarían a desesperar, sobre todo el técnico Cherchesov que tenía una calentura monumental.

 

El arquero Subasic se volvía a hacer daño al final de los primeros 15 minutos del tiempo suplementario, y su equipo ya no disponía de cambios. Si Rusia lograba empatar en los últimos 15, Croacia estaría en grandes problemas porque su arquero tendría que atajar penales con una lesión.

La mala fortuna se hizo presente para los de Dalic: cuando sólo le quedaban 6 minutos al partido, Pivaric corta un ataque de Rusia con la mano y le regala a la selección soviética la oportunidad del partido. Dzagoev hace un tiro libre que aprovecha muy bien Fernandes, rematando con la cabeza y poniendo el 2 a 2. La mano de Pivaric le terminaría costando carísimo al equipo balcánico, que ya se veía en semifinales, y ahora tenía que ir a penales, con el arquero lesionado y sin posibilidades de cambiarlo.

En la tanda de penales, el primer disparo de Rusia lo hizo Smolov, y falló.

Para Croacia disparó Brozovic, y anota.

Dzagoev anota para los soviéticos.

Cuando Kovacic dispara, Akifeev se la ataja y así iguala la tanda de penales.

Fernándes hace el tercer disparo y la patea afuera. La oportunidad que se estaba perdiendo Rusia frente a un guardametas lesionado era increíble.

El tercer penal croata lo disparó Modric, Akifeev adivinó hacia donde pateaba, pero la bola ingresó igual.

Ignashevich anotó para Rusia.

Luego pateaba Vida, que también le daba un tanto a su equipo.

Kuziaev lo metía para el equipo anfitrión.

El último disparo croata lo haría Rakitic, quien finalmente le daba a Croacia su tan deseado pase a semifinales.

El miércoles se cruzarán con Inglaterra en Moscú.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *