Miércoles , mayo 22 2019

Francia 1938: el primer mundial sin pelotas de tiento

El primer campeonato mundial de fútbol, organizado en Uruguay, tuvo una duración mucho menor a la anunciada por la organización. En los afiches que promocionaban el torneo, se podía leer que el campeonato se jugaría entre el 15 de julio y el 15 de agosto… lo cierto es que comenzó dos días antes, y terminó el 30 de julio, por lo que el torneo entero duró solamente 17 días.

En ese campeonato se emplearon pelotas de tiento, de color marrón oscuro, con gajos rectangulares y con costura exterior, por lo cual había que tener mucho coraje para cabecearlas. En esa época, la solución más simple era la boina, que aparte, algunos jugadores rellenaban con diario ó cartón.

La solución llegaría 8 años después, en Francia 1938, aunque dicho mundial inicialmente iba a jugarse en Argentina.

El presidente de la FIFA, por ese entonces, era Jules Rimet quien pensaba que quizás nunca más se realizaría otro mundial de fútbol o al menos que él no estaría vivo para presenciar otro torneo, debido al clima bélico que se vivía en ese entonces con la latente posibilidad de estallar la segunda guerra mundial.

Por esos motivos el presidente de la FIFA se arriesgó a perder la respetuosa credibilidad que había obtenido tras diecisiete años de mandato, quitándole a la Argentina la posibilidad de organizar la tercera copa del mundo, que él mismo y otros directivos le habían otorgado unos años antes.

Argentina no consiguió el protagonismo como organizador, pero sí con la participación de tres cordobeses que inventaron la pelota de fútbol sin tiento. Ellos crearon la cámara con válvula, que se infla por inyección, y a partir del Mundial del ´38 los jugadores pudieron cabecear sin miedo a las consecuencias que les traía ese material.

Incluso en éste torneo 17 de los 84 goles fueron convertidos de cabeza.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *