Jueves , septiembre 19 2019

El infierno de Moacir Barbosa tras el Maracanazo

Para el arquero de Brasil, Moacyr Barbosa, quien tuvo una intervención poco feliz en el segundo gol que consagró al seleccionado uruguayo en el Maracanazo, la vida dio un giro de 180 grados.

De un día para el otro, el jugador vio cómo su actividad diaria se convertía en un verdadero infierno. Bastaba con que ingresara a un bar cualquiera en Brasil, para que todos los clientes del mismo huyeran como si hubieran visto a un fantasma.

A Barbosa llegaron a endilgarle el mote de mufa. Incluso fue echado de la concentración de la selección brasileña en 1993, por el entonces ayudante del técnico Mario Lobo Zagallo, adonde había llegado para desearles suerte a los jugadores que luego ganarían el Mundial del ’94.

Barbosa falleció el 7 de abril del 2000, aislado y pobre. Quien fuera, a pesar de todo, uno de los mejores arqueros de la historia de Brasil, murió en el olvido y a su entierro asistieron sólo 50 personas, entre familiares y amigos.

No se hizo presente ninguna figura ni dirigente del fútbol carioca.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *